Actualmente viven más de 600,000 pinareños en Cuba, pero se calcula que casi igual número de pinareños (por origen o por venir de padres nacidos en Pinar) están regados por todo el mundo.

No sería una sorpresa para nadie decir que uno de los lugares de mayor concentración de pinareños en Miami y en general el sur de la Florida.

Teniendo en cuenta esos números, y el orgullo grandilocuente de nuestra gente, sería difícil establecer cuál es el lugar “más pinareño” de Miami. Si hiciéramos un concurso, seguramente habría muchos aspirantes a tan noble título.

Sin embargo, parece que sí hay un lugar que podría ganar con mucha ventaja, y nos referimos a la Frutería “Los Pinareños” en la calle 8, en el mismo corazón de la Pequeña Havana. Algunos llegan a decir que si eres pinareño o pinareña, vives o has visitado Miami y no has estado allí, deberías revisar tu acta de nacimiento, pues a lo mejor naciste muy lejos de esa provincia de tabaco y magia.

La Frutería está manejada por Pedro “Pete” Hernández, quien junto a su hermano Angel Junior y sus padres, Angel y Guillermina, quiso que el “arroz a la chorrera” trascendiera la dimensión física de las dos orillas y reinara por encima de encuentros y desavenencias.

Ellos fundaron un lugar que refleja tanto la humildad del pinareño, como su enorme orgullo de pertenecer a una región única, donde las maravillas de la naturaleza se combinan con una extraordinaria fusión de sabores tropicales y exóticos.

Nota del Editor: este artículo no es una publicidad pagada. Es la obra de un pinareños, que un día pasó por ese bello lugar, y desde entonces no ha dejado de visitarlo en los últimos 20 años.